De regreso a la escuela 2017: Una carta abierta a padres afroamericanos y latinosEn las Escuelas Públicas

Translated by Esperanza Oppenheimer 

Edited by Evelyn Figueroa

Queridos Padres,

Espero que esta carta le encuentre a usted y a sus seres queridos en buena salud y buen humor. Me dirijo a usted como un hombre afroamericano en América, y educador de casi 20 años. Crecí clase media baja, a una madre soltera en la sección del Upper East Side de East Harlem en la Ciudad de Nueva York. He trabajado toda mi carrera con estudiantes afroamericanos y latinos en configuración de K-12 en todo el Bronx, Brooklyn y Manhattan en Nueva York. Tengo experiencia de trabajo en el distrito y las escuela autónoma, y he asistido a escuelas públicas a lo largo de toda mi vida.

Humildemente le escribo esta carta a usted como una llamada a la acción. Existe una crisis en la educación pública que refleja la crisis en nuestro país. 

Las acciones de los supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, no son exclusivos para protestar la retirada de una estatua de un líder confederado. El pensamiento que impulsa las acciones de estos racistas y fanáticos existe encubiertamente en todas nuestras escuelas públicas, como lo hace en toda la sociedad estadounidense.

Nuestras escuelas están financieramente hambrientas. Si eres un niño afroamericano o latino en este país, es más probable que usted asista a una escuela de “Título I”. Escuelas de Título I reciben fondos federales adicionales para compensar el impacto de la pobreza en las comunidades oprimidas. En la actualidad, Donald Trump y la Secretaria de Educación, Betsy Devos están buscando reducir los fondos federales por $9 billones, que devasta directamente los niños afroamericanos y latinos. A pesar del aumento de los fondos de Título I, las escuelas pobres han recibido desde 1965, las escuelas de distritos afluente con altos impuestos de propiedad son pueden gastar doublé la cantidad de dinero que estas escuelas recibiendo fondos federales adicional. Este es un ejemplo de cómo el racismo existe dentro de nuestra actual política educativa.

Mucho padres de este país han estado luchando contra esta opresión financiera. En 1993, los padres de Nueva York dirigidos por Robert Jackson, iniciaron una batalla legal de 13 años contra el estado de Nueva York. El juez dictaminó que el estado horrible del gasto educativo estaba impidiendo una “educación básica” y sólido para nuestros niños más vulnerables.. Los padres ganaron el pleito; a pesar de que, estamos a 11 años retirado de la decisión de la corte, la mayoría del dinero aún no se ha pagado a la mayoría de nuestros niños. Como resultado, nuestros niños abandonan la escuela, obtienen un rendimiento inferior y reciben suspensiones escolares a precios mucho más altos que los niños caucásicos y asiáticos. De esta manera, los gobiernos en todo el país siguen siendo cómplice de mantener la tubería de escuela a la prisión entre niños afroamericanos y latinos prosperando, mientras que las economía racial y brechas de oportunidad, siguen existiendo. 

Además, la historia y cultura de los afroamericanos y latinos están casi totalmente ausente de la política y currículum de la escuela pública. Como resultado, los niños de los Estados Unidos aprender casi nada acerca de las contribuciones del afroamericano y la cultura latina a la civilización. Este hecho contribuye a la incomprensión, la falta de respeto permanente y la xenofobia que existe hacia jóvenes afroamericanos y latinos. Mientras los niños de ascendencia europea siguen siendo reconocido y celebrado en nuestras escuelas públicas, la historia de afroamericanos y latinos sigue siendo inexistente. Si no se aplica secretamente al nivel de la escuela, los estudiantes no aprenden acerca de Kush, Timbuktú y Kemit, o las contribuciones modernas de autores latinos y afroamericanos, matemáticos y eruditos. Si los niños afroamericanos y latinos se enteran de sus contribuciones a la cuna de la civilización, uno sólo puede imaginar el crecimiento de su autoestima, confianza y contribución al progreso de la sociedad actual.

Hablando de estudiantes latinos específicamente, y particularmente los estudiantes aprendiendo el inglés, la nueva ley federal de cada estudiante logra (ESSA) exige el seguimiento de lo bien que estos estudiantes se desempeñan en los exámenes estandarizados. Por supuesto, es importante para los latinos aprender inglés. Sin embargo, las consecuencias de una política como esta implica la imposibilidad del uso de la lengua española entre los latinoamericanos; aunque también la supresión de otros aspectos de la cultura latina. La educación bilingüe y los programas de lenguaje dual han sufrido como resultado. Bajo la política de la educación contemporánea la vida latina no importa. La creencia de muchos formuladores de políticas y reformadores de la educación corporativa es uno de los de la supremacía ingles. Si estás en los Estados Unidos debe hablar “Americano (ingles)”. Lo que esto implica es la inferioridad de la cultura latina. En lugar de celebrar la diversidad de los ciudadanos latinos, los latinos son marginados y obligados a abandonar partes de su cultura. Esto crea conflictos duraderos y contribuye a las luchas sociales y políticas que vemos hoy. Los estudiantes latinos, particularmente los estudiantes aprendió ingles, sufren mucho en nuestro sistema escolar público.

Para salvar a nuestros niños, necesitamos un cambio de paradigma hacia un enfoque más holístico del sistema educativo. Educación holística incluye más de una sola escuela. Esto implica que la escuela esta trabajando como parte de una estructura basada en la comunidad que incorpora, cuidado de la salud, educación superior, empresas locales y una variedad de organizaciones comunitarias. Una educación holística alimenta toda la mente, el niño completo, toda la familia y toda la comunidad; mientras al mismo tiempo abraza la diversidad cultural dinámica de los Estados Unidos como un recurso inestimable.

Las familias afroamericanas y latinas deben exigir una educación integral para todos los niños, en todos los distritos escolares de los Estados Unidos.

Desde una perspectiva “académica”, de la política de la escuela pública dicta que si un niño es “experto” en una prueba del estado de inglés y matemáticas, ese niño es considerado de buen rendimiento académico. Muchos argumentarían que esto se basa en una visión limitada de la inteligencia. Durante décadas los investigadores han identificado las inteligencias múltiples como necesarias para un currículum integrador. La capacidad de construir y mantener relaciones saludables, la capacidad de auto-reflexionar, realizar musicalmente, conectar con la naturaleza, bailar y practicar deportes, representan todos los talentos que están mayormente ignorado en nuestro sistema escolar. ¿Por qué no estamos cultivando estos talentos en todas las escuelas? Me temo que la persistencia de pasar por alto las inteligencias múltiples en nuestros niños, van a privar a las generaciones del futuro de artistas como Celia Cruz, y Duke Ellington, emprendedores como Nasir Jones, y técnicos como Carlos Santillán.

Por otro lado, las escuelas privadas tienden a implementar un currículum amplio y profundo. Los niños en la escuela privada trabajan en proyectos auténticos, en las artes creativas, y participan en las metodologías del aprendizaje humanista como Paideia, Reggio Emilio y Maria Montessori. Mientras los niños en la escuela privada son alimentados a alcanzar su pleno potencial como líderes, los niños en la escuela pública son entrenados en pensamiento subordinar. Esta estructura de desigualdad mantiene la inmensa brecha económica y cultural que ha existido a lo largo de la historia de Estados Unidos.

Al continuar con la implementación de un currículum básico llamado “riguroso”, las escuelas públicas facilitan políticas racistas y comunican expectativas bajas para nuestros niños. En las escuelas públicas, nuestra meta es simplemente hacer que los estudiantes sean los mejores examinadores de inglés y matemáticas que puedan ser, no construir pensadores críticos creativos y solucionadores de problemas del mundo real. Las familias afroamericanos y latinas deben desconfiar del uso excesivo de palabras como la rendición de cuentas, y de los encargados de formular políticas que defienden las pruebas estandarizadas anuales en inglés y matemáticas. La mayoría de esos encargados de formular políticas mandan a sus hijos a esas escuelas privadas mencionadas anteriormente. Esto no es un accidente y no cambiará a menos que los padres de niños afroamericano y latinos se reúnan, se organicen, y denuncien el racismo manifiesto e implícito que afecta a los niños en nuestras escuela.

Es hora de que los padres exijan más de maestros, directores, juntas escolares, funcionarios electos y políticos. Estamos en medio de una revolución educativa, y estoy llamando todas las familias afroamericanas y latinas a que participen.

Considere cómo el movimiento “opt-out” demandó el cambio como una sola voz al negarse a las pruebas estandarizadas estatales. Esto forzó un paro a ciertas políticas educativas en el Estado de Nueva York. Este movimiento organizado por los Aliados del Estado de Nueva York para la Educación Pública continúa impactando la política educativa en Nueva York y en todo el país.

También podemos aprender mucho de la gran obra que la Alliance for Quality Education(AQE), the Coalition for Education Justice(CEJ), y Journey for Justice (J4J) han hecho para las familias afroamericanas y latinas en particular. AQE, CEJ, y J4J lucha cada día contra la privatización de las escuelas públicas y el cierre de escuelas de su vecindario. Su lucha también incluye un empuje para un currículum que es culturalmente pertinente y una financiación equitativa para la educación. A causa de estos destacados de organizaciones populares, funcionarios electos son mucho más sensibles a las demandas de los padres y la comunidad. Pero necesitamos más voces en la lucha. ¿Qué podríamos lograr colectivamente si exigimos los recursos que alimentan las fortalezas y la diversidad de nuestros niños? ¿Qué pasaría si las autoridades escucharan los padres afroamericanos y latinos y los estudiantes diariamente, y si utilizamos nuestra influencia política para que retiren aquellos oficiales que nos ignoran?

Nuestros niños sufren diariamente porque sus voces, ideas y culturas son reprimidas. Hasta los niños que obtienen buenas calificaciones están graduándose de la escuela secundaria menos comprometidos que nunca. La política de educación pública, tanto directa como indirectamente, le enseña a nuestros niños que sus vidas importa sólo en cuanto ellos le pueden servir a las necesidades del sistema que los oprime. Hay muchos estudiantes que se gradúan de escuela secundaria y se niegan a asistir al colegio porque emocionalmente están debilitados. La escuela les ha dejado entumecido. Muchos que asisten a la universidad no han terminado porque no ven un mayor efecto en la educación superior. Debido a que los Estados Unidos continúa ignorando nuestras comunidades y familias de mayor necesidad, millones de niños nunca alcanzan el nivel básico, ni se acercan a alcanzar su pleno potencial.

Los padres afroamericanos y latinos deben también actuar sobre el injusto hecho de que las escuelas y los distritos que son celebrados por su labor con los niños afroamericano y latino, inviertan sustancialmente más recursos que el promedio del distrito escolar. Lamentablemente, la mayoría de los distritos de escuelas públicas afroamericanas y latinas, siguen estando hambrienta y recibiendo menos recursos. Eso cambiará tan pronto que todos nosotros nos unamos, exigimos fondos equitativos, resistimos a la privatización de nuestras escuelas, exigimos un currículum culturalmente relevante y construiremos un sistema de escuelas comunitarias holística.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s